Saltar al contenido
>

Cómo hacer un podcast
8 consejos que me llevaron a los 2 millones

Para celebrar que el podcast ha pasado los dos millones de escuchas he decidido explicar un poco de las entrañas del funcionamiento.

Un día le di a «grabar» a la aplicación de mi móvil de 170€ y dejé que mi mente de mono saltara con lo que quisiera.

Ese fue el primer episodio.

Duró 17 minutos y lo colgué en un canal de YouTube más perdido que mis ambiciones en la vida en ese momento.

Me encantó la sensación de grabar mi voz. Y no. No era porque esa tía de Tinder a la que le mandaba audios me dijera que quería escucharme más. Era por la sensación de grabarme sin tener que preocuparme que mi calva pareciera un huevo en el formato vídeo.

Cuando empecé a preparar guiones para artículos científicos y bien documentados pero con lenguaje ninja ya me enamoré del todo.

Y eso sin contar la dislexia que tengo leyendo o soltando mil palabras tan inútiles como mi habilidad para centrarme en un solo tema.

¿Me ves aquí tan contento en un estudio de podcast como Dios manda?

grabando podcast

Pues bien hoy me sigo grabando con ese móvil de 170€ porque nunca estoy más de unos pocos meses en un sitio.

Eso fue en un coworking en Croatia y ni siquiera nos dejaron usar el material.

Pero quiero montar una base, con un buen estudio y dedicarme al 100% a este podcast multidisciplinar.

Es verdad que podría dedicarme a ello igualmente por los otros proyectos que tengo, pero quiero y necesito saber que los oyentes están de mi lado.

Que creen que hay una calidad mínima para querer más y que mejore tanto en mi escritura para preparar los episodios como en mi dislexia de cerebro de mono cuando grabo.

Cada nuevo miembro es un «hell yeah» en el espejo. Una validación que me anima a morir solitariamente en mi cabaña-estudio en el monte.

¿Te gusta todo? ¿Lees menos de lo que te gustaría? ¿Te parecen los audiolibros demasiado robóticos para escucharlos sin estresarlos?

Yo estoy igual.

Escucho unos cuantos podcasts en inglés y decidí crear el mío, pero cuando me di cuenta de las horas que pasaba preparando algunos de los capítulos más divulgativos tuve que tomar una decisión.

Crear un podcast premium…

O seguir ofreciéndolo 100% gratis gracias a ti.

Pasos para crear un podcast desde cero

Hay muchas maneras de hacer un podcast, pero sólo una para hacerlo de la forma ninja más auténtica. Como siempre he dicho, para despuntar en algo sólo hay tres maneras de hacerlo: ser el primero, el mejor o hacerlo notablemente diferente.

tweet sobre éxito

Ser el primero o el mejor es la parte chunga, pero darle nuestro toque, esto ya si es más fácil porque nos sale de dentro.

Eso sí. Hay unos pasos, unas pautas técnicas que por mucho que le queramos dar nuestro estilo no nos podemos saltar, y esto es lo que tocaremos hoy, empezando por el tipo de contenido que queremos hacer para nuestro podcast.

Elegir la temática del podcast

El contenido que consumimos está estrictamente relacionado con lo que nos interesa, es lógico. Pero por contra, hay montones, ya no podcasters, pero creadores de contenidos en general que tratan temas que a penas les interesan.

¿Por qué tocan estas temáticas entonces? pues porque son comerciales y se hace pasta.

Podríamos intentar tirar por un podcast de comedia porque según las estadísticas son los más escuchados, pero si ni siquiera nos interesa el humor o tenemos la gracia en el culo, poco sentido tendría.

O podríais hacer como yo.

cómic podcast

Que al principio creé un podcast que trataba sólo de finanzas, empezó a tener una tracción importante, con interés de audiencia y patrocinadores y… lo cerré para abrir el de Pau Ninja.

No quería empezar un podcast sólo para hacerlo, pero para hablar de todos los temas que me interesaban. Sin rendir cuentas a nadie. Ni siquiera a algo tan abstracto como un tema específico.

En nuestra voz se nota un montón cuando tratamos lo que realmente nos apasiona. Así que este es el primer paso. Tocar un tema que potencialmente podamos transmitir vía audio.

Consideremos que según estadísticas el oyente de podcast medio quiere aprender cosas nuevas y que lo entretengan casi a partes iguales.

Vamos. Que está muy bien hablar de lo que queramos pero si no vamos a cumplir nada de esto, tal vez hemos elegido el medio equivocado. Probad OnlyF.

Definir la audiencia objetivo

Con esto la audiencia objetivo estará directamente ligada al tipo de tema del que hablemos en nuestro podcast.

  • Nos interesa de forma genuina. En mi caso, nunca hablaré en el podcast de algo que no me interese o que al menos me cause curiosidad.
  • Tenemos cierta experiencia o al menos sabemos más que la media. Este punto tiene gracia porque yo empiezo con un tema que me interesa, empiezo a indagar para preparar los guiones, y eso me hace saber un poco más que la media. Ya entraremos en esto dentro de un rato.
  • Es lo suficientemente nicho. ¿Qué significa esto? pues que no hay tropecientos mil podcast del mismo estilo y temática, porque entonces debemos ser muy expertos para al menos conseguir ciertos oyentes. En mi caso como trato de absolutamente todo creo que me he perpetuado con la multipotencialidad.

Así que esto puntos los resumiría en: hagamos los episodios para nosotros.

Muchas guías ponen el foco a esa «persona imaginaria» que sería nuestro oyente medio. Lo yo lo que digo es que son todo patrañas.

Creemos el contenido como si nos mandáramos notas de voz a nosotros mismos. De las temáticas que nos importan y con el tono que querríamos recibirlo.

Comprar el equipo necesario

Una vez hemos llegado aquí, veo una tendencia desmesurada en centrarse en la compra del equipo, el material, el gear del podcast.

Es tentador perderse en las armas: micrófonos, programas de suscripción, interfaces de audio, cursos de podcast, cables XLR…

¿Sabéis cuál es mi teoría? que todo esto es procrastinación. Tonterías que substituyen la verdadera esencia del podcast: creación de contenido.

grabando podcast de pau ninja
Foto: grabando en Croacia uno de los primeros episodios con mi gestor de Estonia. Pero no os dejéis engañar por las apariencias. El equipo no era nuestro y ni siquiera nos dejaron usarlo (sólo hacer una foto). Grabamos el episodio con un móvil de 170€, como todos mis otros episodios hasta que llegué a las 270.000 escuchas.

Hay demasiadas personas que piensan que la calidad de su podcast es directamente proporcional a la inversión en tecnología inicial que hagan.

¿Sabéis un secreto? podemos colgar nuestros primeros capítulos de podcast por cero euros. Totalmente gratis.

Personalmente grabé más de 130 episodios con:

  • Una cuenta gratuita en una plataforma para subir los podcast.
  • La grabadora de mi smartphone de 170€.
  • Conexión a internet.
  • Un ordenador con software de edición.

🎙 Si te interesa saber el material que utilizo, aquí tienes mi equipo de podcast actual.

Y me diréis, «pero Pau, esto no es gratis». Claro, pero todo el mundo tiene este equipo sin necesidad de tener un podcast, así que virtualmente son cero euros.

Con este material de podcast pasé del millón de escuchas y miles de suscriptores en iVoox, Spotify y demás plataformas.

Al llegar aquí me dije: «Pau, has llegado al cuarto de millón. Ya no porque sea necesario, pero para creerte que de verdad eres un podcaster y subir la marcha.«

Si estamos hablando de hacer unos podcast piloto, no necesitamos más que la grabadora del móvil y el portátil. Lo demás son frituras.

Si alguien quiere comprarse alguna cosilla inicialmente para «sentirlo» más, lo entiendo. Pero al inicio sólo deberíamos tener suficiente tecnología para que el audio no sea una merdaca.

Definir la estructura del podcast

Vale, ya hemos aceptado que no hace falta que nos dejemos 2.000€ en gadgets, y aunque más adelante hablaremos de mi material de hoy en día, aún tenemos que definir la estructura de nuestros episodios antes de grabarlos.

De los tipos de podcast que existen podemos elegir:

  • El podcast de entrevistas, charlas o tertulias
  • El podcast en solitario
  • El podcast de historias
  • El podcast híbrido

Personalmente decidí no definir una estructura premeditada. Volvemos a lo de siempre. ¿Seremos capaces de llevar a invitados de forma recurrente? ¿o nos quedaremos más secos que yo en un ayuno?

Si en dos semanas nos quedamos sin contenido a ver cómo cumplimos con le horario de publicación.

Por esto personalmente decidí hacer un poco de todo. Lo que surja. Centrar todas mis energías en publicar de forma recurrente. Más que encasillarme en una estructura.

Por esto, cuando hagamos un episodio piloto o una semana, lo que grabamos tiene que ser:

  • Realista
  • Repetible
  • Sostenible
  • Factible

¿Y cómo conseguimos capítulos que cumplan con todos estos puntos? pues aquí tendremos que hacer de los primeros sacrificios.

Los podcast que hagamos podrían ser fáciles de crear, largos y buenos, pero el truco está en que sólo podemos elegir dos de estas características para poderlo hacer sostenible.

estructura de podcast

Podemos tener episodios buenos y largos pero difícil de crear. O rápidos de crear y largos pero que no sean muy buenos. O finalmente Fáciles de crear, buenos pero no podrán ser largos.

Digamos que en esto de la longitud podemos dividir la estructura del podcast en:

  • De poca duración: de menos de 30 minutos
  • De larga duración: de hasta 1, 2 o 3 horas

Aunque he probado de combinar todos los tipos de podcast con las distintas duraciones, rapidez de crear y de más calidad, al final ha tenido mucho más sentido que los de menos de 30 minutos sea yo sólo hablando, y los que son con invitados sean de al menos una hora.

Tiene poco sentido invitar a alguien, agendarlo y que en 30 minutos ya estemos. Justo cuando entrábamos en el flow… También me acuerdo de grabar episodios, de casi 1 hora de longitud y claro, era yo solo. Tuve que grabarlo en varias partes porque me quedaba sin voz.

Algunas personas escuchan por estructura, pero siempre se basará en el contenido que tratemos en nuestro podcast.

Grabar y editar episodios

En un rato entraremos en los guiones y escaletas, pero vamos a ver cuál es la idea general de grabar y editar los episodios.

Una vez tenemos el material de hardware sólo necesitaremos el software. Tanto para grabar en solitario, grabar las charlas, y editar cada episodio.

Software de grabación con invitados

Si tenemos invitados habrá dos candidatos esenciales que nos harán la vida más fácil. Grabar un podcast a distancia con Skype siempre me ha dado problemas pero en cambio recomiendo tanto a Zoom como Zencastr.

  • Zoom es indispensable. Una especie de Skype pero de más calidad y más estable. Además da muchas más opciones de grabación que es lo que nos interesa. Personalmente selecciono la grabación de tipo «galería» así se ven las dos cámaras constantemente.
  • Zencastr es la versión de Zoom sin vídeo. Tiene herramientas de postproducción muy interesantes que hacen que a penas necesitemos ningún programa de edición posterior, aunque usar estos recursos en la propia aplicación sale carito.

Aún así, sí que tengo que decir que utilizo mayoritariamente Zoom porque también es el que aprovecho para los webinars de mi comunidad. Un pago mensual más que me ahorro.

Una vez en invitado está en la reunión, en las opciones selecciono «Vista > Galería» porqué así se ven las dos cámaras a la vez y no sólo de la persona que está hablando (como hacía yo antes). Me gusta mucho más si voy a grabarlo en vídeo para YouTube porque se sigue mucho mejor la conversación.

ver galería en Zoom
En mi charla con Mario Luna fue una de las primeras veces que utilicé la vista de galería.

A parte de esto les pido dos cosas a los invitados:

  1. Que lleven auriculares (para que nuestros micrófonos no graben la voz del otro de fondo).
  2. Que graben su voz en un archivo a parte y yo hago lo mismo (ya que Zoom comprime mucho el audio).

Para hacer este trabajo más fácil lo que hago es seleccionar «grabar un archivo de audio separado por participante» que se encuentra en la opción de «Grabando» dentro de «configuración» en Zoom.

grabar audio separado

Lógicamente esta opción tiene que estar seleccionada antes de darle al botón de grabar a la charla.

Así al terminar una charla me queda 1 vídeo y 3 audios. El mío, el del invitado (que me manda luego) y el audio de la conversación de Zoom que los mezcla ambos.

Sólo tengo que meterlos los tres en el programa de edición y darle al botón de «Sincronizar».

Y puf. Magia. Nunca me ha fallado, aunque es verdad que alguna vez el audio que me manda el entrevistado no es muy bueno y decido tirar por lo que Zoom ya me da hecho para salir del paso, que tampoco está mal.

Software de edición de podcast

Aunque como muchos sabéis, la mitad de mis episodios son en solitario. Así que necesito un programa tanto para grabar «solo» como para editar los podcast (con o sin invitados). Para mi los esenciales son:

  • Audacity es el software de edición de podcast gratis por excelencia. Lo utilizo para hacer alguna edición puntual, aunque el que yo utilizo más es un editor de vídeo. Así de raro soy pero que queréis que os diga, me va mejor.
  • Adobe Premiere Pro es mi favorito porque he estado poniendo un componente de vídeo y me encuentro que termino haciendo toda la edición del episodio porque así lo saco directamente tanto en mp3 como mp4 para YouTube. Además tiene la opción de «sincronizar» audios que me va genial.

Y a parte de grabar directamente con el micrófono al ordenador, también nos servirán para editar nuestros episodios.

audacity edición podcast
Audacity es muy intuitivo de usar, y como todo Dios lo tiene hay montones de tutoriales y vídeos explicativos en el caso de que tengamos dudas.

Además lo utilizo para grabar mis episodios en solitario.

Delegar la edición

Delegar la edición tiene un precio de 150-200€ por capítulo.

Esto si nos interesa que nos lo haga alguien que sepa del tema, sea un adicto a los podcast y con años de experiencia. La otra opción es ir a plataformas como Fiverr e intentar encontrar personas que lo hagan según nuestro presupuesto. Pero aquí ya os puedo asegurar por experiencia propia que os tocará picar mucha tecla, y invertir bastante en intentar encontrar al editor perfecto.

Una buena idea es hacerlo nosotros hasta que por fin podamos ganar dinero con el podcast, monetizándolo. Y a partir de aquí, dedicar parte de este dinero en la edición y a producir aún más volumen. Pero con esto ya entraríamos en temas de emprendimiento.

Lo que está claro es que llegará un punto en el que lo tendremos editado y a punto de publicar. ¿Cómo y dónde lo hacemos?

Subir capítulos en plataformas

Pos claro.

  • Ivoox. Es el hosting de podcast que utilizo yo desde que empecé. Pago la mensualidad mínima de 7€/mes aunque también probé la más alta que prometen que el algoritmo te hará aparecer a lo más alto de las recomendaciones de los usuarios. Como un donor. Pero a decir verdad no noté mucha diferencia así que volví a pagar lo mínimo. Hay la versión gratis pero tener en cuenta que entonces en el feed de Spotify, iTunes y demás sólo aparecerán los últimos 20 episodios. No la lista completa. Así que… a pagar.
  • Blubrry.

Crecimiento de audiencia

Escrito y youtube, claro.

estadísticas podcast
Comor.

Esto…

Estadísticas de crecimiento

Puedes mirar Podstatus.

Monetizar el podcast

Ganar (algo de) dinero con nuestro podcast es la cereza del pastel, pero mentiríamos si dijéramos que no es lo primero que pasa por la cabeza cuando empezamos con nuestro proyecto.

A ver. Que sí. Que hay muchas otras monetizaciones, pero si nuestro tiempo no se paga de ninguna manera. No sé vosotros, pero a mí lo de trabajar gratis no es que sea mi hobby favorito.

Lo que si es verdad es que si trabajamos en un medio que realmente nos gusta, nuestra paciencia estará más predispuesta a dejar pasar el tiempo antes de auto-exigirnos que nuestro tiempo se pague. Y llegado al momento, ¿cómo ganamos dinero con un podcast?

  • Patrocionadores. Lo típico de anunciar un patrocinador en ciertos episodios. El precio que cobraremos dependerá de la caché del podcast, pero un buen punto medio podría ser el número de capítulo multiplicado por dos. Para mi conseguir patrocinadores es casi imposible porque no tengo un nicho específico.
  • Episodios premium. Es lo que hace mi amigo Victor Correal con su podcast, que por 5€/mes se puede optar a algunos episodios para los que pagan.
  • Donaciones. Suena mucho a «pedir» pero mejor vivir de donaciones que de subvenciones.
  • Afiliación. La afiliación es recomendar un producto o servicio y que a cambio nos quedemos una comisión sin que a nuestro estimado oyente le cueste nada extra.
  • Vender nuestros propios productos. Esto es casi como auto-patrocinarse, y es la mar de legítimo siempre y cuando estemos vendiendo un producto que usemos y que sea bueno de verdad, porque al fin y al cabo el oyente relacionará la calidad del podcast con la del producto y viceversa.
  • Comunidad de pago. Que es lo que opté yo primeramente con mis comunidades. La verdad es que lo que te da personas que tienen intereses afines a lo que trato en el podcast es increíble. En este punto decir que abrí este espacio privado para miembros cuando ya tenía cierta audiencia, así que en pocas semanas me planté a los 100 ninjas. Claro si se hace al principio, pocas personas entrarán porque no habrá más que tú∂ y tu madre.

Y no hace falta decir que podemos combinar estas formas de monetizar. No sólo tenemos que elegir una o dos como en el caso de la estructura.

Tal vez lo que hemos ganado monetizando el podcast lo podemos reinvertir en delegar la edición, los guiones o comprando (por fin) un equipo para grabar el podcast de una forma más profesional.

Pudiendo dejar por fin de grabar con nuestro con nuestra grabadora del teléfono. Pero ya sea antes o después, algo de pasta nos tendremos que dejar en el material para crear y grabar el podcast.

  • spotify
  • youtube

Trabajuega con ninjas de la vida

¿Te apasionan los negocios online pero tienes más intereses?
Somos multipotenciales. Aprendices de todo. Maestros de nada.
Únete a nosotros para acceder a contenido exclusivo.

Únete a la comunidad

  • Comunidad: con canales de proyectos online (y multitud más).
  • Podcast premium: episodios recurrentes con emprendedores.
  • Boletín privado: sobre SEO y marketing y más temas.
pau ninja sketch

Pau Ninja

No me gustan los negocios online... me gustan mis negocios online. Viviendo en remoto desde 2015. Me gusta el dinero generado desde cafeterías de cualquier parte del mundo. Como buen multipotencial el emprendimiento por internet es sólo uno de mis 1001 pasiones.

Mi subpodcast sobre negocios

Podcast general